El squash, un deporte nuevo y divertido

El squash es un deporte en el cual el principal protagonista es la raqueta, es sin duda uno de los más completos que existen. Fue inventado en una escuela privada de Inglaterra en 1830. Fueron los alumnos quienes descubrieron que una pelota totalmente desinflada al impactar con la pared requiere tener grandes reflejos y habilidad al momento de golpearla. Hoy en día es practicado por 20 millones de personas en todo el mundo.

En el partido, la pelota puede golpear cualquier parte de la pared frontal, siempre tiene que ser por debajo de la línea superior y debe ir ​​por encima de la banda de falta. Los contrincantes deberán tratar de ocupar la zona T, que va a ofrecer la mejor opción para realizar la siguiente acción. Una vez golpeada, el jugador deja el espacio libre a su oponente. Si intenta realizarlo pero le llega a estorba se produce el llamado let y se repite la jugada.

Las pelotas de squash van a tener un diámetro de 39,5 y 40,5 milímetros, un peso entre 23 y 25 gramos. Están formadas por piezas semiesféricas de goma, que van pegadas formando una esfera hueca, con un acabado mate. Se utilizan diferentes tipos según las temperaturas y estándares de juego.

Según su composición material tienen la propiedad de rebotar muy alto en temperaturas altas. Es por ello que deberán golpearse muchas veces para calentarse al principio de cada una de las sesiones. Este comparado con otros deportes, es considerado el más saludable al momento de ser practicado y es un excelente medio a la hora de estar en forma de manera dinámica, fácil y divertida.

Esta modalidad tiene altas calificaciones en cuanto a la resistencia muscular y la quema de calorías. Es una excelente herramienta para querer bajar de peso, llenarse de energía y tonificar los músculos. Mejora la salud cardiovascular, el corazón se ejercita y funciona mejor, también previene enfermedades graves como los infartos.

En cuanto a los atletas que han obtenido grandes logros en este deporte está el egipcio M.A. Karim que ganó en cuatro oportunidades el Campeonato Mundial de Squash Profesional, en 1947 y 1950. Fueron reconocidas también las damas comenzando con la señorita J.I. Cave ganando en 1922. Janet Morgan llevándose la victoria 10 veces en 1958, y siguiéndole la australiana Heather McKay, que dominó en 1966 y 1977 a quien no pudieron vencer en su carrera deportiva.

Otros jugadores resultantes fueron Jonah Barrington y Geoff Hunt, ellos llegaron a dominar el deporte a finales de los años 60 y principios de los 80, capturando la atención de cualquier deportista, dando origen así a un enorme despegue en esta modalidad deportiva, aumentando el número de canchas en todo el mundo a unas 46.000 y la cantidad de participantes a 15 millones en 1994.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *